En el próximo mes de agosto, visitarán aquella población tres optometristas y un logista, que envía la ONG  Visió Sense Fronteres para revisar la vista a todos los escolares del pueblo, que se distribuyen en 18 pequeños colegios diseminados por un amplio término municipal. Tenemos previsto hacer una ficha de cada uno de ellos y hacer un seguimiento del rendimiento escolar de los niños a los que se descubra algún defecto de refracción ocular y se corrija. La intención es…